Páginas vistas en total

domingo, 8 de junio de 2014

Mi Recuerdo.



Mi tiempo transcurre,
una página más en el almanaque
escrita con pura vida y sentir.

Siento mi pasado fugaz
entre los telones del tiempo
que recorren su trayecto.

Heme aquí en el recuento
en ese peregrinar mental
apocalíptico y contextual.

Mis manos ya marcadas
por los años de uso
muestran sus cicatrices.

Las cicatrices del tiempo
ahora curten mi piel
como aquel roble.

El cielo hoy es diferente
el aire es enraizado a recuerdos
en cada paso del camino.

Me siento en mi banca
ya roída por el salitre
pero aun fuerte y vigilante.

Miro el horizonte azul
allí donde el cielo se une al mar
en esa simbiosis existencial.

Y mi vida recorre su secuencia
desde que recuerdo mi triciclo verde
empujando a la del diente prieto.

Recuerdo mis carreteritas
pintadas en el patio de la casa,
compañeros solitarios paraditos.

Mis soldaditos y carros de carreras,
esperando el momento preciso
de acción y aventura.

Aún recuerdo el brindis del Bohemio,
declamado por compromiso…
¡Ah! maestra Hilda aun le recuerdo.

Secretos en mi mente aun guardados
aun tu rostro vive en mi corazón
ese primer amor que fugo al viento.

Mis recuerdos enraizados
como hiedras en mi pecho
escalando al cielo a través de tiempo.

Amigos se han ido,
otros han llegado al tiempo
respiro el aire a mar y sus recuerdos.

Hoy observo aun a mis pequeñas flores
resurgiendo de sus chácaras y jugos
de muñecas, ahora señoritas con sueños.

Mis canas afloran sus experiencias
mis sienes ya crispadas de veranos,
se amotinan al negro de mi cabello.

“El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos”
canciones de Amparo suenan en mi mente,
mientras miro el mar y mis recuerdos.

Tiempos de lucha continúan su paso,
memoria desarraigada, devasta el reloj
en su paso impaciente y veloz.

Esta es mi vida, recuerdos y aventuras
he vivido para contarla y extrañarla,
dejando mi legado entre líneas y tinta.

José Flores.

6/3/14.