Páginas vistas en total

miércoles, 19 de noviembre de 2014

¿Cuánta sangre inocente debe derramarse?

11/8/14
Señor presidente de la República, Enrique Peña Nieto:

¿Cuánta sangre inocente debe derramarse?

Deseo escribir esto y dirigirlo hacia usted, esperando pueda caer en sus manos…
Mi propósito no es el de reclamar o exigir a una entidad gubernamental o en este caso a un Servidor Público; mi deseo es tratar de convocar en su interior, a pesar de todos los aspectos que desafortunadamente lo colocan en una posición incómoda de forma moral.

Nuestra Constitución es considerada entre las mejor elaboradas a través del mundo y en la época que fue concebida por nuestros libertadores. Hoy día es un arma de dos filos, donde la impunidad hace de ella un títere y me gustaría hacer esta breve sintaxis.

Antes México era un país considerado como modelo de todo Latinoamérica, de alguna manera u otra fuimos líderes y bueno seguimos siéndolo en su crueldad, impunidad y mal gobierno. Ya no es una fuerza política a quien darle la responsabilidad de los delitos cometidos; no solo en Ayotzinapa (lo más reciente), en Tlatelolco en el 68, en Coahuila con nuestras mujeres que desaparecen, en la Revolución con los tratados hacia los indígenas, en cualquier punto histórico que mencionemos, siempre hemos derramado sangre y sangre inocente.

¿Hasta cuándo en nuestra patria se debe de sangrar a sus propios hijos?
La ineptitud del gobierno ha volcado a distintas partes a tomar la “ley por sus propias manos”.

Es una vergüenza a nivel mundial, una epidemia lacerante e indígnate en la cual cada uno de nosotros como mexicanos tenemos responsabilidad, aun los que estamos fuera del país.
El cambio en un sistema se ejerce en el momento en el cual el propio sistema es corrompido y se torna obsoleto, cuando las fuerzas que ejercen el poder caen en un círculo vicioso; es en ese momento cuando el cambio se ejerce dentro de cada uno de nosotros no contribuyendo a alimentar la prole mal parida, que vive de la corrupción, el cambio se ejerce en el momento donde se reclaman los derechos que una constitución se manifiestan y dan orden a una sociedad, sin embargo nuestra Constitución ha sido violada impunemente por los propios servidores públicos y quienes ejercen las leyes de manera artera y con el propósito de salir impunes ante sus aberraciones.

Homicidios, desapariciones, robos, creación de leyes contra las leyes ya existentes, impunidad, desapego a los principios básicos de una sociedad, ¡El no tener madre! Y pretender que se piensa en el país y su población, mientras se gastan millones de pesos en cosas superfluas (mansiones, yates, orgias, etc.).
Ya tenemos tanto interés creado, que nos es imposible poder saber dónde iniciar un nuevo ciclo de purificación, nuestro sistema ya esta tan viciado que es impermeable a todo arreglo por ejemplo hoy día ya  se vende los patrimonios nacionales a empresas extranjeras como es el caso de la construcción de Disneyland en terrenos Chichen Itza o los predios aledaños a Teotihuacán donde se construyó Walmart y esto con el propósito  para llenar las bolsas de un puñado de malparidos, perdón de un grupo social determinado.

Hoy día nadie queda libre de pecado, todos de alguna manera hemos crecido con este cáncer, por lo cual ya nos puede parecer normal, dar la “mordida” o para “los chescos”, o como hoy día le denominen a esa acción de alimentar la corrupción a cualquier dependiente de gobierno, cualquier oficina que tenga por consigna otorgar algún permiso o simplemente tener que pagar “protección”, que ya es la modalidad de los grupos organizado del hampa y que acosan a los comerciantes decentes, en cualquier rubro. ¿Protección de quién o contra quién? Ya que se supone que contamos con elementos de seguridad pública, ¡Pero que ahora resulta que ellos forman parte de estas organizaciones y dejan la honorable institución por encontrar más lucrativo el arte de amedrentar a la población de esta manera.
La criminalidad ha encontrado su nicho, donde ya no se sabe quién es el bueno y cuál es el malo; ya que el hampa ahora esta vestido de cordero o simplemente hace gala de su impunidad y protección ejecutiva.

Es completamente denigrante el pensar en las condiciones en las que hemos convertido a nuestro país, se pueden dar estadísticas del buen resultado de la guerra contra el narcotráfico, que detienen a un alto personaje del cartel y luego escapan de manera inexplicable, resultados registrados de manera arbitraria, golpes a los carteles de las drogas, en fin dar una larga lista de sucesos que trasgredan la realidad en la que vivimos, donde los secuestros, robos, asedios, ya son cosa de todos los días, donde las desapariciones de personas metódicas deben de esperar 48 hrs. para poder levantar un acta, o una mujer tratando de levantar una demanda de agresión en el hogar y ser desechada por falta de pruebas ya que su agresor es influyente y dejando  a la mujer marcada de por vida.

¿Cuantas veces se han dado eventos en los cuales están involucrados altos funcionarios y siempre encuentran a un chivo expiatorio? En fin, esto es el resultado de un proceso muy largo (más de 70) y que hoy día tenemos el resultado.

Recuerdo hace muchos años, en una charla con un antiguo amigo, en donde estábamos discutiendo lo que haríamos en futuro y su respuesta fue sorprendente, él dijo: ¡Seré policía!, pero mi asombro no fue por el puesto que deseaba ejercer, sino la intensión por lo cual él deseaba serlo, él dijo claramente: ¡me hare rico! y así fue.

Esto también me hace recordar mi época de estudiante donde  algunas charlas con mis profesores de historia y civismo, sobre los papeles que desempeñan o deberían desempeñar cada funcionario de gobierno; que lejos estamos hoy día de todo ello…

Y vuelvo a insistir nuestra Constitución había sido considerada entre las mejor logradas a nivel mundial, así como nuestra educación.

Un ejemplo claro donde se muestra la falta de educación y de civismo es la Cámara de Diputados y Senadores, casa donde emergen las leyes para el pueblo.

Hoy son un hazme reír, donde las trifulcas entre los partidos opositores y el del poder son ya una burla a la sociedad pensante, ejecutivos que llenan una silla y que pasan más tiempo dormidos que ejerciendo su responsabilidades y obligaciones; pero bueno que es de sorprendernos, si en la historia siempre ha estado llena de traición. Hemos matado a nuestros héroes, los hemos ultimado.

El Benemérito de las Américas, Don Benito Juárez dejo un gran legado, pero la ambición y el poder han enterrado en el abismo más oscuro todo ese trabajo de hombres pensantes y sin ambiciones más las de servir a su sociedad…


Hoy día el callar no nos hace más fuertes o sabios y tal parece que al exigir caemos en un mundo de palabras vacías, sin el apoyo de las partes que se involucren en ello.
Desde hace mucho tiempo el país dejo de pensar, de exigir, de reclamar transparencia, pero es algo más profundo, algo que esta enraizado en la idiosincrasia del pueblo.

Partiendo desde la educación, la pobre cultura que en el país existe y es un fenómeno creado precisamente por el gobierno dominante, con el propósito de tener un pueblo que se pueda manipular.

Nuestro México hoy día es el resultado de la negligencia, de la falta de interés, pero sobre todo de dejarnos y convertirnos en alcahuetes de la corruptela que ejerce el poder en el país. Todos de alguna manera contribuimos en ella, un pago por debajo de la mesa para no tener que formarse, no hacer frente a una multa o ya en estos tiempos, pago a la anarquía que tiene secuestrado nuestro país.

Señor presidente de la Republica Enrique Pena Nieto, esto es la razón por la cual me vi en la necesidad de salir de mi país, llegar a otro sitio para poder reiniciar y poder tener una vida digna en la cual no tenga que sobornar o ser víctima del poder de un dirigente gubernamental, esta son las razones por las cuales tuve que arriesgar todo y dejar todo para no seguir cayendo en esa barbarie llamada corrupción.

Hoy día con la velocidad que se maneja la información, no se puede ocultar nada, las noticias toman vida y la sociedad está despertando lento pero de manera clara, los hombres. mujeres y niños, los adultos pensantes y los estudiantes son hoy día nuestra esperanza para un México mejor, es sin duda la oportunidad que nos podemos dar para conseguir un México limpio, pero el trabajo no es solo del gobierno que desee hacer un cambio, es de cada una de las personas que formamos parte de nuestra nación tenemos el compromiso de ejercer y hacer valer nuestros derechos.

¡Ya basta de impunidad y de falta de escrúpulos!

Sin más por el momento, y para terminar esta misiva, deseo convocar a su ser interior y pedirle que su gobierno sea digno de ser recordado como uno de los mejores y no uno de los más corruptos que haya tenido México. ¡Al final usted es el que tiene el poder! ¿O no?

Atentamente.
José G. Flores


martes, 4 de noviembre de 2014

Tu Ausencia.




Mientras estas ausente
te escribiré las frases
más hermosas
que puedan inspirarte,

no solo diré que te amo
en el final del día,
diré que necesito tu respirar
en el atardecer de mi día

para poder llenar
de tu fragancia
mis noches de soledad
y ansiedades perdidas.

Podre decirte te amo,
sin que las cigarras
dejen su canto melancólico,
diré que eres mi luna
y yo seré el lobo estepario

que te espera cada noche
para dejar tatuados
mis labios en tu piel,
y tus sueños vivan.

Dejare mis rastro
para que al día siguiente
mires el camino
y  llenes tu sonrisa.

Y cuando me encuentres
no solo te diré, te amo,
si no te llevaré a donde
solo tú y yo podremos amarnos,

quiero escribirte
las frases más hermosas,
para que tu piel
se llene de mis letras,

 y mis besos se esparcirán en ti,
mis palabras saturarán tus oídos
en la alborada de este día de gloria
donde nos amaremos en el lecho

Escuchando a los ángeles
lleven sus cantos al cielo,
y cubriré tus sienes
con mis caricias de fauno

No solo deseo decirte te amo,
quiero tatuarlo en tu alma.
por eso amor mío,
no solo digo que te amo.

Te llevaré entre la brisa
a nuestro lugar secreto
retozando en la fina arena
y dejar nuestros cuerpos


A la deriva de los besos
y pasiones que nos recuerden
nuestra promesa de amarnos
hasta la eternidad.

martes, 28 de octubre de 2014

Recuerdo Tu Rostro.


 Y es en tu recuerdo ambiguo
donde mis palabras se encuentran,
desdeñosas e incoherentes
dando tributo a ese amor cautivo.

Ya tu rostro no tiene nombre
sus rasgos desvanecidos
a través del tiempo y distancia
acotados en un estrecho nudo;

de este corazón errante
que deambula en el mundo
persiguiendo el amor
que se diluye entre el mar.

Tu sonrisa fantasmal
persiguiendo a este trovador
que llena sus canciones
con tu nombre variante.

Pero tu sonrisa perenne
aun enajenando mi mente
atribulada de emociones
y místico encuentro nocturnal.

Siento tu aroma deslizarse
entre la brisa que acaricia
mi cuerpo desnudo en el bosque,
y tu mano suave me envuelve.

Apaciguando mis letras
en este recuerdo que engargola
cada uno de tus besos
en esta madrugada de luna.

José Flores.

sábado, 4 de octubre de 2014

Sueños.




Mis letras confabulan
sustrayendo mi intelecto
y eyaculando mi pensamiento
en el limbo del papiro.

Secuestro mis sueños
entre tus senos impacientes
entre esas piernas
que me atan a la realidad.

Caos de letras y sueños
de piel amotinada
entre los retablos
de la casona que gime.

Secretos resguardados
en el laberinto de la mente
y tu rostro terso
aflora triunfante al holocausto.

Esa mirada taciturna
que colapsa con mis besos,
que se entre abren
en cada caricia desbordada.

Y aquí estoy yo,
absorto en mis adentros
retomando tu imagen
sepultada en mi memoria.

Llenando mi soledad
con tus manos de nieve
y tu piel de tigresa en celo
que toma mi virilidad.

Me sumerjo en mi mente
en ese baúl dorado
donde tu recuerdo
se resguarda con recelo.

Allí te tomo en el secuestro
y me entrego a ti
en las noches de lluvia
aferrándome a tu cintura.  

Y mi noche me esclaviza
y mis letras se liberan
hablando de ti y de mí
como espectador de mi sueño.


José Flores.

miércoles, 1 de octubre de 2014

¡Mi Dueña!



Tú, hermosa musa dueña de mis versos,
de mi mundo de bohemia y desvelo,
Tú que eres mi luna azul en noches cálidas,
Tú mi faro de la noche en la tristeza.

Hermosa hija de afrodita, sirena mía,
dueña de mis desvelos en tu alcoba etérea,
donde derramo mis besos sobre tu cuerpo
y escribo sobre tu blanca piel.

Tú la dueña de mis caricias,
de esas ansias de posesión,
de esos momentos secretos,
en nuestro nicho de amor.

Dueña mía, dueña de mis poesías,
de la luz que me guía en la penumbra,
de la mano que me consuela,
Tú, mi dueña, ama de mis mundos.

Tú, quien contienes el tintero en tu intimidad,
la dueña de la pluma mágica, 
de las notas musicales en nuestras noches de entrega,
tu mi dueña, mi ama.

Soy solo tuyo,
no quepa duda amor mío,
estoy tatuado con tu nombre
en mi alma, en mi ser.


José Flores.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Amor Silente.


 No mal interpretes mi silencio,
si mis labios se sellan
es porque mis letras gritan
tu nombre en el silente solsticio.

Es mi esperanza que se postra ante ti
mis escaladas de tiempo se coordinan
para poder encontrar tu ojos
en este puerto llamado milagro.

Allá donde nuestras almas pernoctan
encontrando eco en las paredes sudadas
de recuerdos ambiguos  y de amores
escarchados de ti y de mí.

Mis recuerdos colapsan
como aquellos cuadros
colgados de clavos oxidados,
cayendo uno a uno en su olvido.

Es tu sonrisa etérea que recorre
alegremente  entre los corredores,
de este lo que un día fue nuestro nicho,
aquí donde los recuerdos se anclaron.

Recuerdos, añoranzas del viento
que trae tu aroma a hierba,
mi bella flor de invierno
que llegas en esta primavera.

Mis brazos persiguen tu silueta,
que se escabulle como sirena
en este mar que me envuelve
y me lleva en su marea.

Heme aquí varado en tus playas
en este tu mundo infrahumano,
donde despojo mis carnes
de su coraza de hielo.

Me postro ante ti musa mía
llevando solo mis versos
que hablan de ti y tus amores,
para dar tributo a tu bondad.


José Flores.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Susurro Del Viento.

Hoy me encontré 
entre el caos de mis letras,
somnolencias, despertares, 
acrílicos colgados, 
recuerdos en el muro, añoranzas,
camino solitario
con el viento en contra;
el frio hiere mi piel
como dagas de otoño
cayendo las hojas de los arboles
frenéticas, dejando a la deriva
su alfombra roja
escucho el viento
susurrando tu nombre
mientras la luna acaricia
esta ensoñación de ti
miro los arboles mutilados
tiritando en la oscuridad
que se amedrantan
al ver las estrellas
que resplandecen en la claridad
de la noche que ostenta mi soledad.
Despierta bella flor del crepúsculo,
despierta y enrédate entre mis brazos
aguijonéame con tus espinos
segregándome tus esperanzas.
¿Qué hago con estas caricias que caen
como hojarasca en tu piel sedienta
y llena de promesas de lunas pardas?
¿Qué hago con estos besos escritos
y sepultados en la soledad de este lecho
que aun huele tu aroma
y que siente la tibieza de tu cuerpo?
¿Qué hago con mi voz
si estos versos no encuentran
su eco en tu corazón?
¿Qué hago con mis letras
si ya no se escriben en tu piel?
¿Qué hago con mis besos
que ya no encuentran tus labios?
¿Qué hago con esto
si tus recuerdos se van
entre la niebla y el tiempo…?

José Flores.

sábado, 23 de agosto de 2014

Ensoñación.


Serás mía... 
en esa eternidad
donde el tiempo
detendrá
sus desgastadas
manecillas,
serás mía
en cada uno
de los rincones
de este mundo
donde tu cuerpo
retoza sensual
entre los rayos
de luna parda,
alimentando
mi mente
somnolienta
 y mordaz.
¡No me des excusas!
deja que mi mente
escape,
deja que se filtre
entre las persianas
y mire tu figura
acariciada por la luna;
Déjame sentir celos
por el espacio,
por no ser mis manos
quienes acarician
tu cuerpo.
Deja que mi loca
imaginación
se trastorne entre
tus sábanas,
que mis manos
se pierdan en tu lecho,
en esa piel tersa
y crispada de soles
donde los copos de nieve
dejan paso a mis besos;
seré el Gitano errante
que llegue
a tu tierra fértil;
allí,
donde solo mis pies
puedan pisar
la suave arena
y mi brisa
decante sus besos
en el atardecer
de este  mi ensueño.
Deja que mis manos
olviden, borren
ese pasado y escriba
sus nuevos versos,
esa historia sin tiempo
y con sabor a ti.
Deja que mis letras
se encuentren,
con placer,
con la nostalgia,
con la profundidad
de tus ojos marrones;
con esa tu trementina
que me desvela
en su insomnio.
Déjame oscilar
entre tus senos
libres y corrompidos
por estos labios
que gritan tu nombre
en el atardecer
pintado de rosa
y purpura;
mirando desde el balcón
la multitud enajenada
de anuncios luminosos.
Deja que mis alegatos
se pierdan entre
esas largas piernas
que sepultan
ansiedad y desvelo,
donde mi lengua
encuentra su idioma.
Deja que mis manos
vuelen altivas,
entre las llanuras
de tu piel erizada,
entre la bastedad
de tu cuerpo enardecido
que deambula
entre la suave seda
que cubre tu cuerpo
desnudo y libre.
Deja que mi silencio
encuentre su cordura
pronunciando tu nombre
entre la luz y sombra,
entre ese espacio
que dejan tus brazos
y mi rostro descansando
en tu pecho airoso.
Deja que mi locura
se alimente de ti,
de tus caricias peregrinas,
de tus besos carnosos,
de tu ansiedad;
deja que nos perdamos
en el tiempo y distancia,
en ese ensueño
que nos une y separa.
Deja que mi nostalgia
encuentre su nicho
entre tus brazo
y cobijes mis ganas
con tus manos labriegas,
déjame perder la sensatez
encada uno de tus besos;
deja que mis noches
encuentren su estela
en el universo de tus poros;
déjame llenar mis versos
escribiendo tu nombre
a lo largo de tu playa
sin nombre.

domingo, 8 de junio de 2014

Mi Recuerdo.



Mi tiempo transcurre,
una página más en el almanaque
escrita con pura vida y sentir.

Siento mi pasado fugaz
entre los telones del tiempo
que recorren su trayecto.

Heme aquí en el recuento
en ese peregrinar mental
apocalíptico y contextual.

Mis manos ya marcadas
por los años de uso
muestran sus cicatrices.

Las cicatrices del tiempo
ahora curten mi piel
como aquel roble.

El cielo hoy es diferente
el aire es enraizado a recuerdos
en cada paso del camino.

Me siento en mi banca
ya roída por el salitre
pero aun fuerte y vigilante.

Miro el horizonte azul
allí donde el cielo se une al mar
en esa simbiosis existencial.

Y mi vida recorre su secuencia
desde que recuerdo mi triciclo verde
empujando a la del diente prieto.

Recuerdo mis carreteritas
pintadas en el patio de la casa,
compañeros solitarios paraditos.

Mis soldaditos y carros de carreras,
esperando el momento preciso
de acción y aventura.

Aún recuerdo el brindis del Bohemio,
declamado por compromiso…
¡Ah! maestra Hilda aun le recuerdo.

Secretos en mi mente aun guardados
aun tu rostro vive en mi corazón
ese primer amor que fugo al viento.

Mis recuerdos enraizados
como hiedras en mi pecho
escalando al cielo a través de tiempo.

Amigos se han ido,
otros han llegado al tiempo
respiro el aire a mar y sus recuerdos.

Hoy observo aun a mis pequeñas flores
resurgiendo de sus chácaras y jugos
de muñecas, ahora señoritas con sueños.

Mis canas afloran sus experiencias
mis sienes ya crispadas de veranos,
se amotinan al negro de mi cabello.

“El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos”
canciones de Amparo suenan en mi mente,
mientras miro el mar y mis recuerdos.

Tiempos de lucha continúan su paso,
memoria desarraigada, devasta el reloj
en su paso impaciente y veloz.

Esta es mi vida, recuerdos y aventuras
he vivido para contarla y extrañarla,
dejando mi legado entre líneas y tinta.

José Flores.

6/3/14.

sábado, 24 de mayo de 2014

Elixir.


Llego del camino árido
aun con los labios resecos,
de eso besos que lamian
en las noches de equinoccio.

Soy el otoño de tus tiempos,
ensoñaciones cóncavas
en tu mundo convexo
amasando remordimiento.

Soy el lobo estepario
que en su noche de luna brava
auspicia tus suspiros
que llegan del occidente.

Mientras las mortajas
de tu cuerpo caen
entre la casada de manos
usurpando el sudor.

Revuelto el cabello
en la ráfaga del viento
lleno de polvo marrón
acojinando los pensares.

Encuentro tus manos
taciturnas enclavadas
en mi nicho secreto
ataviadas de reflejos.

Soy el gitano trovador
soplando el organillo
que simula música
entre la tarde y la noche.

Y al final me siento
en esa banca roída,
apiñando los pensamientos
de tus días en el mar.


José Flores.
5/24/14.

miércoles, 7 de mayo de 2014

Tormenta.




Has presa de mis tormentas
donde acaricio las arenas de tu cuerpo
moldeándote en cada caricia
donde mi embate estremece tu ser,
llena mis noches de marea viva
con la  luz de tu luna azul,
llena mi cuerpo con tus caricias y
mis ojos te admiran por las noches
donde me transformo bajo tu encanto,
mi cuerpo tirita sus estertores
de ansias entre tus brazos,
besando tu cuerpo de afrodita
donde develo mis versos;
tu luz ilumina mis sentimientos
y mis manos te llenan de fragancias,
tu roció cubre mi pecho
y me alimento de tus suspiros
que derramas a lo largo del camino,
mis manos acotan tu tempestad
remolinos de viento allanando
mis temores de amarte sin tiempo,
dejando mis tormentas disiparse

en la eternidad de tus labios.
Jose Flores.

jueves, 1 de mayo de 2014

Muerte Del Poeta.



Qué difícil es callar,
el corazón colapsa
y la mente mendiga
la mezquindad ciega.

Lastre del tiempo
encallando las carnes
putrefactas y fétidas,
de una prole desmedida.

Muerte sedienta,
hermana desnuda
fría, secular y muda,
recordando su misión.

Llega en el momento
esperado por el destino,
secuestrando al cuerpo
su tesoro preciado.

Hermana blanca ven,
descansa tu camino
en el lecho pétreo
donde mi alma partirá.

Dejando en su camino
los recuerdos en memoria
de transeúntes cohibidos
en su congoja y lamento.

Dejo este mundo feliz
tomando tu mano
mi bella amiga
que naciste a lado.

Digo adiós al camino,
doy hasta pronto
a mi playa lejana
ahora solitaria.

Me voy con la brisa
acariciando tu mejilla
en este adiós triste
del roce de tu piel.
  
Y ahora los pétalos
de este rosal estarán
acariciando cada
uno de tus dedos.


José  Flores 

sábado, 22 de marzo de 2014

El Escribano y Tu Piel.




He descubierto que tu mejor ropa 
es tu piel, esa suave tela que cubre
tu cuerpo cálido en noches nubladas
y recuerdo tu piel en mis manos.
Lleno con tu aroma a rosa silvestre
mi rostro lleno de tu aroma
y pierdo mis sentidos extasiándome
al besar tus piernas que sucumben.
Sigo el camino de tu columna
acariciando suavemente sus vertebras
tus caderas llenas de ansiedad de mis labios
y beso suavemente tus piernas.

Sigo el camino hacia tus pies
y muerdo cada uno de tus dedos
dejaré deslizar mis letras por tu piel
acanelada y tersa como pétalo de rosas.

Y deslizaré mis labios en ese bello cuello
enredando mis dedos en tu cabello
ensortijando en mis manos tus sueños,
deslizaré mi lengua a través de tu espalda
desnuda entregada a las caricias y pasión.

Y sentiré como tus piel se erecta
la humedad de mis labios encuentran
en tus nichos su sustento y se alimentan
acariciando tus piernas suaves y juguetonas.

Y me pierdo en la cúspide de tus pantorrillas
mis dedos se trastornan, sienten el calor
de ese tu cuerpo que yace postrado
y mis dedos escriben su poesía en tu contorno.

En tus senos ingrávidos, irrespetuosos,
sin dogmas, ni tabús
y mis labios, mis labios te besan
cada uno de tus lunares perdidos en tu cuerpo.

Ese cuerpo que se desvanece en mis manos,
desprenderé esas ligeras prendas
y permite a este pobre poeta
disfrutar de tu desnudez.

Llenaré de deseos y de añoranza
esos labios tiernos y esa lengua traviesa
y de tu fuente de vida que llenaré
saciaré esta sed que de mi ser se apodera.
Que sea tu piel desnuda
donde mis versos pierdan su cordura
donde mis dedos agonicen
en su camino a través de tu intimidad
Déjame beber de tu fuente de vida
deja llenar mis cantaros con tu dulce néctar
deja que mis manos moldeen tus laderas
y mis palabras llenen tus oídos
De esas frases jamás dichas,
permite a este atrevido escribano
adorar tu cuerpo postrado en tu cama
y dejar que mi imaginación acote,

en cada uno de tus rincones
estas ansias de escribir mis versos
de saciar esta sed y mi intelecto
en cada rincón de tu piel.

José Flores.
3/22/14.


viernes, 14 de marzo de 2014

Dama Silente.


Recuerdo esa mirada silente
remordiendo mis lamentos,

escribiéndote en el umbral
de este amanecer,
donde los sueños colapsan
en el idioma que solo conocen
nuestra desnudez en la playa.
En esas caricias que deshojan
cada pétalo de tu piel de invierno y
aún recuerdo tu cabello encendido,
libre y mundanamente revuelto;
acariciando mi torso erecto
por tus labios frenéticos.

Mis letras colapsan en tus ojos, 
durmientes niñas que juegan
en cada uno de los párrafos
de este libro de vida que se aferra
a tu palabra precisa y a tu sonrisa
que hace eco en el universo.

José Flores.

3/14/13. 

jueves, 6 de marzo de 2014

El Arte De Amar.




Mi vista perdida en el infinito
de tus ojos color de ámbar,
secuelas del tiempo abordando
entre los telones de sueños.

Aun guardo tu primera sonrisa
entre los recuerdos de mi mente,
y tu lánguida figura dispersarse
en el horizonte de la playa.

Recuerdo aun cuando accidentalmente
te tomé del talle en un tropiezo,
torpemente me disculpé y tu sonreíste
descubriendo mi intensión arrebatada.

Tú aroma a flor silvestre quedó
en ese fugaz encuentro,
desde ese momento mi mente
se enajenó de tu aroma y presencia.

Mis días se tornaban más ligeros
mis tempestades terminaban
en ese pequeño espacio tuyo
y en esa brevedad de tiempo.

Te tomaba entre mis brazos
abrazándote con esa pasión
que solo un poeta puede expresar
en cada una de sus letras.

Te besaba con desmedidamente
estrujando mi corazón contra tu pecho
abrazando mi pasión y lealtad
en cada uno de mis besos.

Soy ese profano que idolatra tu belleza,
aquel que por las mañanas mira tu rostro
adormecido entre la luz del sol abrazando
tu desnudez que siempre me cautiva.

Soy ese amante furtivo que por las noches
te toma presa de tus ensoñaciones,
Soy ese lobo estepario que canta a su luna
y escribe en el viento sus historias sin tiempo.

Soy ese cerezo floreciendo en las vísperas
de la primavera de tu vida y que deja sus hojas
pardas en la plenitud de mi otoño crespo,
anclando mis manos en tu cuerpo extasiado.

¿Pero que de los holocaustos de las caricias?
¿Que de las ambrosías perdidas en los nocturnales?
Solo los recuerdos incrustados en cuatro paredes
que aun suenan las melodías nocturnas.

Es el amor, esa es la promesa, esas son las caricias
que descomponen el cuerpo dormido y revivió
en cada uno de sus poros que segregan tu savia
que eyacula en cada baile de luna brava.

Soy ese maestro que te lleva de la mano
ese pintor que con sus pinceles su obra decanta
en bello lienzo de tu piel, soy el poeta que escribe
sus versos más románticos al pie de tu puerta.

Soy ese amante sin tiempo, ese loco romántico,
soy el susurro del viento que acaricia tu rostro,
soy tu ferviente siervo que abraza tu cuerpo
soy ese amante que devela su arte de amar.

José Flores.
3/5/14.

martes, 18 de febrero de 2014

Tus Labios.

 Siento la tibieza de tu savia
recorriendo suavemente
a través de mis labios
enardeciéndose, de tus secretos.

Siento esa carnosidad errante
encontrando sus coordenadas
en la trayectoria nocturnal
de estos cuerpos adyacentes.

Beso sin tiempo tus labios
bebiendo tu esencia de ninfa
agolpando mis recuerdos
en esta soledad agobiante.

Mis ojos cerrados palpitan
al sentir tu piel erizándose
entre las corrientes de viento
donde se arremolina tu cabello.

Mis manos sepultan sus caricias
en la profunda y secreta parte
de tus piernas enajenadas
que trepan sus ansias de cuna.

Beso una y mil veces esa parte
de tu cuerpo que me enloquece
que trastorna mis concordancias
y se mimetiza en mis ensoñaciones.

Eso labios carnosos que me huyen
entre las cortinas del tiempo
donde solo mis recuerdos te avivan
y apareces entre las comisuras.

Beso esos labios carmesí
alimentándome de tu vida
rejuveneciendo mis otoños
y abrazándome a tu primavera.

Beso tus labios carnosos
eyaculando mis versos apoteóticos
dejando mis tribulaciones dispares
esta noche de tinta y luna.

José Flores.

2/18/13.

jueves, 13 de febrero de 2014

Gemas.



Me aferro a tu sonrisa,
como pendiente en tu cuello,
desgranando cada uno de tus suspiros,
para hacer con ellos el abalorio,
que engarzarán mis dedos
en el atardecer de mi vida…

Cuentas de gemas preciosas
sacadas de tus lágrimas,
diamantes en bruto
que llevaré conmigo,
y tallaré en cada momento
que mi ausencia lo requiera,
recordando mis ilusiones
en el camino errante de este gitano.

Sensaciones que llegan
de las profundas aguas,
donde los cantos de mi sirena
estremecen las profundas raíces
de mis siglos que siguen
la estela de tu paso firme en el tiempo.

Desencadeno mis arrogancias,
como elevo el ancla de mi barcaza
dejando las velas hincharse,
con el viento del destino al azar,
llevo conmigo mis recuerdos
y tu retrato que mis manos pintaron,
dejando atrás solo el viento
que empuja mi destino.

Mis alas se abren,
buscando tu cuerpo entre las mareas
filtrando todo entre sus plumas
y limpiando tu rostro que resplandece
en el firmamento, siguiendo el rastro
del sol que se fuga entre el horizonte.

Sigo mi camino errante,
gitano de raza extinta
sobreviviente de tus recuerdos,
donde mis versos
te aman eternamente
y mi corazón se fragmenta
cubriéndote el frio.

En estas noches
de luna azul que desvanece,
entre las sábanas
que cubren mi lecho intacto,
depurando los segundos
en este reloj de arena,
que vierte mis ansiedades,
en tus manos de reina.

José Flores