Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2014

Muerte Del Poeta.



Qué difícil es callar,
el corazón colapsa
y la mente mendiga
la mezquindad ciega.

Lastre del tiempo
encallando las carnes
putrefactas y fétidas,
de una prole desmedida.

Muerte sedienta,
hermana desnuda
fría, secular y muda,
recordando su misión.

Llega en el momento
esperado por el destino,
secuestrando al cuerpo
su tesoro preciado.

Hermana blanca ven,
descansa tu camino
en el lecho pétreo
donde mi alma partirá.

Dejando en su camino
los recuerdos en memoria
de transeúntes cohibidos
en su congoja y lamento.

Dejo este mundo feliz
tomando tu mano
mi bella amiga
que naciste a lado.

Digo adiós al camino,
doy hasta pronto
a mi playa lejana
ahora solitaria.

Me voy con la brisa
acariciando tu mejilla
en este adiós triste
del roce de tu piel.
  
Y ahora los pétalos
de este rosal estarán
acariciando cada
uno de tus dedos.


José  Flores 

No hay comentarios:

Publicar un comentario