Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012


A Tus Ojos.

Me interno es las tormentas otoñales de tus ojos
desdeñando sus secretos guardados en su bruma,
salpicando el almendrado de su mirada perdida
en la radiante mañana de un nuevo comienzo.

Miro tus ojos serenos, con la profundidad del mar,
abrazando la esperanza que nos da el peregrinar,
dejo el abalorio engarzado de tus lagrimas perdidas,
como perlas escarlata en los dinteles del tiempo.

Tus ojos subyugando el atardecer de otoños secos,
mirando el caer de sus hojas rojas de arboles añejos
dejando  las ambrosías invadir los sueños con su follaje,
cuajados de los estertores sonámbulos del tiempo.

Eso bellos ojos de ámbar cruzando las fronteras
donde el tiempo enmudecen su camino errante
y la distancia pierde su intensión en solitario,
llenándome de su amor entre las líneas del verso.

Miro esos ojos llenos de sueños de tiempo austero,
anécdotas de Neruda en mano y Cortázar en otro,
filosofía de una vida, cadenciosa como sus caderas
y llena de su propio latir entre líneas escritas.

Dejo llevar mi intelecto a través de tus líneas,
tus labios delineados y besos amelados,
llenando mi recinto sagrado con tus dulces caricias
y abrigando en tu pecho colérico mis sueños.

Perdiéndome en tu mirada taciturna al filo del lecho,
donde dejo mi alma en tu hermoso lienzo color canela,
abandonándome en tus sueños de ninfa pasajera
de este mundo lleno de versos y amores secretos.

José Flores.
10/29/12.

domingo, 28 de octubre de 2012

Calavera...


Allí viene Doña Basi
danzando su baile tarasco,
dejando  a Don Velazco
de lado y sin frenesí.

Doña Catrina bailando esta,
llevando sus zapatos altos
con un tequila de los altos
y dejando su risa esta.

Vistiendo negro al talle
sin más tropiezo que el tiempo,
pasan sus almas por la calle
y dejan sus memorias en el templo.

Los rezos de las monjitas,
repartiendo sus ponches
en cada ermita,
saciando su derroche.

De los caballeros de copa y capa
alistando sus mejores coplas,
al sonido de las arpas,
contando la botella que destapa.

Ven hermana blanca,
lléname de tu candor
en la caricia franca,
déjame de tu amor.

Los músicos tocan las golondrinas,
El Poeta Inculto bailando jaranas
en la noche llena de estrellas,
diciendo adiós a sus  quimeras.

José dejando su cempasúchil
en el camposanto fue a estar
en su tumba fue a rezar,
y dejar su copla a su heril.

©José Flores.
10/28/12. 

lunes, 15 de octubre de 2012

Amanecer.



Tus ojos enhebrados 
en las comisuras de mi poesía,
deslizándose tu pensar 

en mi inconsciente revuelto,
en esas corrientes turbulentas 
de un poeta loco
resuelto a escribir al amor, 
la vida y a su musa.
Escribo mis versos 
en las madrugadas de espera,
en esos momentos 
donde nuestras almas se despiertan
encontrándose en ese mundo 
de hadas y duendes,
tomándonos de la mano 
y mirando el horizonte.
Esperando el nuevo amanecer, 
que nos llevará dulcemente
Por las sendas del mar
dejándonos desnudos
disfrutando de la brisa del mar 
y los besos donde nos juramos.

José Flores.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Lágrimas Vespertinas.




Ayer me dijiste adiós en ese atardecer de lluvia,
donde mi corazón disfrazaba sus tristezas
entre las gotas de las lágrimas del cielo,
dejando paso a mi sentimiento enclavado.

Mis pasos sin sentido entre las calles húmedas,
mis recuerdos abrumados caían como cascadas
dejando a la deriva de los riachuelos las palabras
que de tus labios salieron desmesuradamente.

Sin importar que sus filosas crestas hirieran
profundamente mis carnes hastiadas de ti,
de tus remordimientos, de tus desdichas,
de tus patéticas indolencias de la vida.

Escuché como las cadenas caían,
se desgranaban entre los brazos inertes,
estos brazo que algún día te sostenían
y que ahora dicen adiós a tus recuerdos.

Miro como mis añoranzas, mis pesares,
mis lágrimas desdeñadas pierden su fuerza
y mi rostro mirando el cielo desprendido
da su aliento de libertad, mientras te vas.

Adiós te digo amor de mi pasado,
mis manos se liberan de tu rostro,
mis labios se separan de los tuyos
y mis recuerdos vuelan al infinito.

Mirando tus pasos desnudos
dirigiéndose sin destino fijado
en el atardecer de este día
que sus lágrimas en tus pasos deja.

José Flores.
10/10/12.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Bella Flor Amazónica.



Mis labios se derraman sobre tu piel
cayendo cascada sobre tu espalda llena de pétalos
de rosas de invierno, llenando tus suspiros
de amante furtiva que recorre mis noches
sintiendo como tus brazos me rodean
y llenan de tu calor de primavera,
inundándome de tus fragancias de amazona
entre las  madrugadas de Octubre.
Miro las hojas caer de los arboles
alfombrando de rojo tu andar descalzo,
dejas las marcas de tus bellos pies
en las laderas de mis recuerdos
que algún día llenaron tus memorias,
desliaré mis manos en tu cuerpo
moldeándolo como arcilla del campo
haciéndolo mio como fue mi verso
tatuado en tus pechos ingrávidos;
me 
extasiaré con  tu canto bello,
diciéndome al oído tus amores.
Déjame recorrerte con mi mirada,
permite a este mortal acariciar
tus sutiles pétalos bella flor amazónica.

Jose Flores.
10/3/12.