Páginas vistas en total

miércoles, 10 de octubre de 2012

Lágrimas Vespertinas.




Ayer me dijiste adiós en ese atardecer de lluvia,
donde mi corazón disfrazaba sus tristezas
entre las gotas de las lágrimas del cielo,
dejando paso a mi sentimiento enclavado.

Mis pasos sin sentido entre las calles húmedas,
mis recuerdos abrumados caían como cascadas
dejando a la deriva de los riachuelos las palabras
que de tus labios salieron desmesuradamente.

Sin importar que sus filosas crestas hirieran
profundamente mis carnes hastiadas de ti,
de tus remordimientos, de tus desdichas,
de tus patéticas indolencias de la vida.

Escuché como las cadenas caían,
se desgranaban entre los brazos inertes,
estos brazo que algún día te sostenían
y que ahora dicen adiós a tus recuerdos.

Miro como mis añoranzas, mis pesares,
mis lágrimas desdeñadas pierden su fuerza
y mi rostro mirando el cielo desprendido
da su aliento de libertad, mientras te vas.

Adiós te digo amor de mi pasado,
mis manos se liberan de tu rostro,
mis labios se separan de los tuyos
y mis recuerdos vuelan al infinito.

Mirando tus pasos desnudos
dirigiéndose sin destino fijado
en el atardecer de este día
que sus lágrimas en tus pasos deja.

José Flores.
10/10/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario