Páginas vistas en total

martes, 13 de marzo de 2012


Tu aroma flota como promesa,

Mis recuerdos se contraen,

Al sentir tus manos sobre mi pecho,

Atrapando mi corazón y su canto.



Mis letras vibran en el papel sediento,

En las escuelas de letras que contraponen,

Sentidos gramáticos, existenciales,

Mi mente delira sus estertores.



Soy tus recuerdos en la mampara,

Eres mi realidad en mis entrañas,

Abrazo mi almohada,

Enfrentando mis sueños.



Soy de ti, soy de nadie,

El viento, al mar, la arena,

Flores crujiendo al viento,

Tú aroma de mañana silvestre.



Realidad que llena mis sentidos,

Aromas de ti que filtran mis pulmones,

Fragancias de mis sueños delirantes,

Y frases que colapsan en tus oídos.

Soy de ti y tú mi gaviota al vuelo,

Acariciando mí brisa con tus alas doradas,

Dejándome llenarte de mis palabras,

Que lleva el viento a su destino.


Allí donde encuentro mi corazón,

El rincón más hermoso,

Allí donde mis letras se graban,

En el fondo de tu corazón.



José Flores.

3/13/12.

lunes, 12 de marzo de 2012

Amante sin tiempo.


Soy ese amante que no tiene tiempo,

Ese que pertenece a una época ya no existente,

El que arroja sus versos como pétalos de flores,

Arropando tu cuerpo desnudo en la tarde rojiza



Soy ese gitano que llega de su largo viaje,

Despertando tus estertores de diosa durmiente,

Déjame escribirte mi historia, entre tus labios

Diciéndote mis versos tomándote de la mano.

Caminando juntos en las calles cubiertas

De alfombra roja de las hojas del otoño.



Caminemos amor mío,

En estas calles húmedas,

Respirando la fragancia

Que arrojan los ladrillos,

Húmedos por las caricias de la lluvia,

Que los cubre de su amor.



Siento la tibieza de tu cuerpo,

Vibrando entre mi pecho,

En el abrazo que te protege,

Entre mis brazos que te aman.



Soy ese amor, que sus fronteras

Las demuele, llevando en sus manos,

Las caricias que deposito en tu piel,

De reina dormida, despertando tus sueños.



Soy ese loco, que camina en su revés,

Desdeñando la cordura del mundo,

Soy tu loco que llena tu mente

Con mis caricias, convertidas en mariposas,

Descansando sobre los tulipanes,

De tu mundo secreto.



Tú eres mi luna azul,

Bella flor de mi jardín nocturno,

Dueña de mis desvelos,

Y ama de mis letras.





Soy tu esclavo,

Tu amante furtivo,

El que te roba no solo un beso,

El que se apodera de tu corazón.



Tu mi amada mujer,

Mi bella sirena, que sus cantos

Deja en mis playas de color canela,

Tu mi hermosa taína.



José Flores.

sábado, 10 de marzo de 2012

Solo Escucha.





Solo escucha, mi voz declamando tu nombre,

poesía donde los lamentos iracundos del día desaparecen,

haciendo eco a tu canto de sirena de mares míticos,



Solo escucha, como mis labios pronuncian tu nombre,

escrito en la tranquilidad de la playa desnuda,

mis manos te escriben sus versos,

mis caricias llegan como gaviotas, postrándose altivas,



Solo escucha, como el mar canta tu sonata de luna,

que se esparce a lo largo de su platinada cara,

escucha mis lamentos al no tenerte,

al no poder gritar a tu silencio este amor,



Solo escucha, mi corazón que desfallece en el tormento,

de pasiones y afrentas de dos cuerpos

en la penumbra de su primavera.



Solo escucha, mis besos que develan tu rostro

y esparcen su sonrisa de niña traviesa

solo escucha...



José Flores.

viernes, 9 de marzo de 2012

Despertares.


He despertado con el sabor de tus labios,
Mis ansias sosegadas en el lecho pétreo de mi soledad,
Donde tú presencia lo transforma en suaves flores,
Que aromatizan mis veladas de invierno.

Tus bellos ojos abrigan mis deseos,
Dejando tu dulce mirada en mis adentros,
Apaciguando esta tempestad,
En el sotavento de mi vida.

Arropo tu silueta juguetona entre mis brazos,
Descanso mi rostro entre tus manos,
Que me acaricia por primera vez,
En la profundidad de la noche que nos envuelve.

Sentimos la brisa como recorre la piel,
Atizando nuestra hoguera de pasión,
Desbocando nuestras ansias de poseernos,
En cada beso que entregamos sin enfado.

Acaricio con mis dedos el largo trayecto de tu espalda,
Salpicada de soles en el universo de tus poros,
Derramando en cada uno de ellos mis deseos,
De poder amarte sin tiempo, enclaustrado entre tus pechos.

Déjame ser ese que secuestre tus noches de vela,
De el mismo que desdeñe tus palabras de noche de luna,
El mismo que ancle sus versos en cada instante del día,
Y que te colme de besos en las madrugadas lluviosas.

Seré el mismo poeta, que desate su erotismo,
Escribiendo en tu piel las frases mas hermosas,
El mismo que se aferre a tu cadencia de hembra en celo,
El que te arrebate tus suspiros en los atardeceres

Y te entregue el corazón en tus manos.
Para que así puedas conservarlo en tu pecho,
En ese lugar secreto, donde solo tu tienes acceso,
Secuestrando mis pasiones entre el cielo y la tierra.

Seré el albatros que llegue a tu playa desnuda,
Seré el marino que desembarque en tus sueños,
Seré el gitano que cante en tu lecho,
Seré el poeta, que desvele en tus brazos.

Y tú serás mi reina de los amaneceres,
De los luceros en mis madrugadas,
La reina de mi lecho en la penumbra,
Mi bella musa de noches eternas.

Donde depositare mis ofrendas,
En cada uno de mis versos,
En cada caricia que tome tu piel,
En cada beso que de a tus labios.

Seré tuyo en la oquedad de las noches,
Serás mía en los amaneceres,
Seré tu loco poeta en mis versos,
Y tú serás mi faro en mis memorias.

José Flores.
3/9/11.

jueves, 8 de marzo de 2012

A ti mujer




Hermosa dama que llenas mis nostalgias,

Tú que con tus manos haces arte,

Elaborando intrínsecos adornos,

En el aire al ritmo de tu baile.



A ti mujer que llenas de inspiración la vida,

Al entregarte bella en el destino,

Dejando en tu camino la huella perenne,

Que sigo como fiel esclavo humildemente.



Mujer que llenas las líneas de mis versos,

Que escribo al acariciar tu piel blanca,

Déjame recitar mis versos del alma,

Para dar mí diezmo a tu belleza.



A ti mujer que en tu vientre encierras el misterio,

Ese bendito misterio de la creación,

A ti mujer que con furia guerrera,

Enfrentas la vida misma, llenándola de amor.



Déjame recorrer las líneas de tu cuerpo,

Deja que este siervo de su tributo,

Llenándote de frases y besos,

Tomándote entre mis brazos y amarte.



Déjame llevarte a mi mundo,

A ese mismo donde eres mi reina,

A ese lugar mágico donde te amo,

No solo por ser mujer.



Si no por se el misterio del amor,

El centro de la creación,

El universo de versos,

La musa de mi corazón,



A ti mujer bella flor del mundo,

Llenas de tu fregancia,

Y alegras mi mirada,

Con tu grácil caminar,



A ti bella mujer,

Que con tu sonrisa calmas mi tempestad,

Con tu palabra suavizas mi necedad,

Y con tu mirada iluminas mi caminar,



A ti mujer que mi faro eres en la tempestades,

A tu bendita presencia en este mundo,

A ti mi guerrera mística,

Doy mi corazón sangrante de dicha.



A ti a quien escribo,

Mi inspiración perpetua,

Mi bella musa,

A ti entrego mi alma mujer.



José Flores.

3/8/12.

sábado, 3 de marzo de 2012

Secuestro.






Has secuestrado mis sueños,

Has dejado mis noches sin luna,

Tus ojos ya no miran hacia mi horizonte,

Porque en mi corazón te encuentras.



Deja que mis manos atrapen tus deseos,

Que en mis playas se encuentran varadas,

Esperando ser rescatados entre la marea

De mis sueños, en tu regazo.



Siento tu calor de hembra,

Dejando en mi piel la fragancia

De tus pétalos suaves, de flor silvestre,

Acariciando su suerte en el amor.



Déjame tomarte entre mis sollozos,

En estas noches que mi frio invierno

Me envuelve entre suspiros y sueños,

Déjame susurrarte al oído mis versos.



A ti mujer que me has secuestrado

Mi corazón gitano, a ti que mis versos

Te pertenecen por decreto,

A ti mujer que mi vida decanta.



Has secuestrado mis sueños eternos,

Dejándome en la deriva de tus pechos,

Para alimentarme de tus pasiones

Dejando en mis manos tus candores.



De esa alma que grita al viento mi nombre,

De esos labios que me alimentan de su miel,

De ese tu calor de hembra en celo,

Que llena mis noches de lujuria.



Has secuestrado mi vida,

Dejándola entre tus brazos,

Donde mis sueños descansan

En las noches de estrellas.



Tu mi bella luna, mi amada sirena,

Has secuestrado mi corazón de poeta,

Mi alma de gitano errante,

Mi corazón de pirata.



Tu que has secuestrado mi vida,

Llévala contigo a tu mundo secreto,

De hadas y sirenas,

Donde te escribiré mis versos.



José Flores. ©

3/3/12.