Páginas vistas en total

sábado, 30 de abril de 2011

Mi piel transpira tus fragancia
que recoge por las noches en tu cama
llenando mi dia con tu dulce presencia
de luna llena en la madrugada

despierto en mi alcoba
tu sutil fragancia, enajena mis sentidos
que despiertan con tus besos,
dejados en el buro.

Tu figura aun plasmada en las sabanas
de mi lecho, vaporizando tus recuerdos
llenando los rincones con tu sonido
de noche de pasiones encontradas.

Heme aquí, robando los recuerdos
al duende le amor, en celo
por mi atrevida ardid en su contra
llevándome su princesa adorada

heme aquí, donde cierro los ojos
para traerte a mi mente aferrándome
a tus caderas, que bailan su danza 
en la noche de entrega mutua

baila amor de mil noches de bohemia
donde los tríos cantas sus coplas
al pie de la ventana de nuestro nicho
que arde en llamas al prenderse la pasión

vena mor, que del horizonte lejano
llegas con la brisa del mar
acotando mis sentimientos
en la palma de tu mano.

Ven amor mío, arrebátame mis deseos,
que se mueren en la noche,
dando paso a tus caprichos de ninfa
que bebe de mis entrañas.

El néctar de amor, que desprendes
con tus amoríos nocturnales,
abrazándome contra tu pecho
que se desmaya en mis manos.

Ah, amor mío…
Ven en esta madrugada tibia
de abetos encendidos
a apagar este fuego.
Ven amor…
toma mi corazón con tus manos
y llévalo contigo,
al país de los sueños.

Ven amor y toma contigo,
mis deseos de amarte,
sobre las olas del mar Caribe
dejando a su sirena en la playa.

Deleitando su amor,
de este gitano atrevido
que desfallece en tus brazos
en el atardecer de este día

José Flores.
4/29/11.

Caminata Gitana.


Lleno mis pulmones con las fragancias de los cipreses
caminando entre las flores y mirando el correr del rio
mi mente se llena de ti, de tu sonrisa coqueteando el destino
dejando mis momentos de lujuriosa certidumbre pasmados.

Miro en el firmamento de luces centelleando
la brillantez de tus ojos, que se ocultan
tras las nubes risueñas que esbozan.
sus figuras caprichosas, dando forma a tu rostro.

Volteo a mi costado y allí estas
caminando a mi lado
dispuesta a desbordar tu pasión
en la espesura de la pradera.

Tus pies descalzos, caminan sutilmente
deslizando tu figura angelical
sobre el piso que descansa su  travesía
de mundos eróticos en agonía

encontrando su terreno fértil
tomándome de la mano
revelándome  tu sitio de hadas
donde nuestros cuerpos se devoran.

Llena con tus besos amada mía
este corazón que colapsa en tus manos
derritiendo su esencia de príncipe gitano,
ungiendo tus carnes de virgen etérea.

Ven amor  arrópame en tu regazo
dame tus latidos, armonizando
este canto de amor
que a tu oído susurro.

Grito tu nombre
como aria triunfante
a este amor, que subyuga
todo pesar en mi alma.

José Flores.
4/30/11.
Para ti amor.

Donde estas amor?



Donde estas?
Siento un vacio dentro de mi ser
Angustiosa desfachatez de no encontrar
Las palabras precisas en momentos desolados

Donde las emociones se encuentran
En la deriva de las tormentas emocionales
Llevándose consigo los dramas de epopeya
Dando su retorica a lo más valioso

Heme aquí desolado en mi ausencia
Sin poder saber de ti amada mía
De no poder escuchar tu voz
Distancia, distancia que refuerza

Distancia que juega con mis destino
Y emociones se entrecruzan
Deseando que esa distancia se fugue
Al valle del olvido

Poder abrazarte, sin tiempo
Poder besarte sin momentos
Poder seducirte en la tarde
Poder llenarte de mis versos

Donde estas amor?
En este momento que mi fiebre crece
Donde estas , amada mía?
Que mis manos tiemblan tu ausencia

Veme aquí sollozando tu ausencia
Olfateando entre los riquillos,
Tu aroma que se adentra
En mis instintos de caballero andante

Hago presa de tus sueños
Y me los llevo guardados
En el arcón de mis anhelos
Para mirarlos en tu ausencia.

José Flores.
4/30/11.
Te amo!.

miércoles, 27 de abril de 2011

Vigia.

Despierto en este bello amanecer,
donde he dejado en la noche
mis versos en tu almohada
despertando con una brisa de amor.

He soñado contigo,
en una noche de estrellas
donde la brisa entraba por la ventana
Y tu fragancia con ella.

Inundando mis sueños de cama,
llenándome con tus sabores,
que mi boca siente con tus besos,
en el atardecer de nuestro idilio.

Heme aquí amada mía,
permíteme albergar tus pasiones,
entre mis manos que urgen tu calidez,
dejándome llevar por mi instinto.

Heme aquí deambulando tus sueños
vigilando tu sueño húmedo
donde mi caricia aprisionan
cada uno de tus suspiros.

Ese soy yo,
 tu guardián de los sueños,
el mismo que te arrulla
en la mitad de la noche.

Este esclavo tuyo,
de pasión y delirio,
de noches fabulosas
y amaneceres románticos

Permíteme llenarte de besos
y mis abrazos tomándote
a mi mundo fantástico
de albatros y azucenas

Heme aquí vigilante
llenando tus sueños
con mi calor de amante
y mis caricias de niño.

José Flores.
4/27/11.

martes, 26 de abril de 2011

Noche de Pasión.


Amada mía, tu piel escarchada de soles,
vibrante terciopelo de emociones,
donde mis besos se pierden en su laberinto
y mis manos alcanzan su cúspides.

Retorno de mi viaje de siglos,
deambulando los estrechos caminos
de la felicidad en desasosiego,
cubriéndome la frente con tus besos.

Recorro el inframundo despertando
de esta conciencia ida al abismo,
rescatando mis pétalos de flores
para depositarlas en tu lecho.

Te miro rendida con tus ojos adormilados,
deseosos de ser llevada en la deriva
de las pasiones terrenas de mis instintos,
de marinero en alta mar.

Te miro allí, desprendida de la vida
esperando ser resucitada por mis besos,
por mis manos que te conducen
al más bello de los placeres.

Tu grito que acusa mi nombre en la penumbra,
llamando mi atención de amante nocturno,
acosando tu cuerpo en la oscuridad,
donde solo tu luz emana guiándome.

Eres el faro o que guía mis manos,
en tu laberinto de emociones
dejándome acariciar tus senos,
que se hinchan impulsivamente.

Los beso, ah que delicia… sentir su suavidad
morder tus pezones erectos y tu piel suave,
deslizo mis manos en tu territorio marcado,
como talajes de besos sobre tu lienzo.

Esos senos ingrávidos que caen sobre mi pecho,
dándose gusto con tus latidos de amor.
jadeante , sonidos excitantes de placer,
llenando el ritmo del baile nocturnal.

Mis manos explorando tus líneas,
topo grafiando tu terreno fértil,
de sueños y promesas cumplidas,
llenando mi labios con tus besos.

Desgastando los minutos del reloj
que colgó sus manecillas,
en complicidad con tus deseos
de ser llevada en mis brazos.


Te tomo de tu  talle hermosa hembra
aferrándome de tus gemidos de sirena
en las fronteras del éxtasis
donde los suspiro llenan sus palabras

Disfruto el poder morder tus glúteos,
que vibran incansablemente,
sobre mis dientes traviesos,
que mordisquean tus piernas.

Recorro tu espalda sin tiempo,
sin poder marcar un contexto
ya que las líneas han sido escritas
por tus gritos de placer.

Ah que delicia es poder sudar
esta agonía de la noche,
deslizando los cuerpos
entre las sabanas de lino.

Mis manos se aferran a tus senos,
sosteniendo su caída,
mi boca se aferra a tu vagina,
que destila sus mieles eróticas.

Mi lengua, se fuga de mi boca
lamiendo tus labios íntimos,
llenando mis instintos
de gitano en brama.

Excítame, amágame con tus besos
que llegan en desbandada,
como gaviotas en la playa,
acariciándome mi falo.

Siente amor mío,
como mi virilidad se sacia
de tus excursiones,
aventurando tu boca.

Deliciosamente llena de mi,
de mis fluidos que emanan
insaciablemente sobre ti,
dando vida a tus sueños húmedos.

Mi boca se llena de tu miel,
amor que delicia es poder succionarte…
en este transe de amor,
que nos une por los sentidos.

Me aferro a tus caderas aprisionándolas,
dejándome llevar por mis ansias,
de penetrarte, de poder llenarme
de nuestros orgasmos incansables.

Agarro tus piernas que se enlazan
como yedras, sobre mi cuerpo excitado,
sientes como mi falo penetra suavemente
con movimientos febriles en clímax.

Mis manos te sujetan las piernas
que desmayan al sentir mi calor,
que se expande en tu cuerpo,
que expira su roció vaporizado.

Abro tus piernas y dejo mis secretos,
en el interior de tus labios íntimos,
que llenos están de miel de placeres,
el silencio se ahoga con nuestra música.

Amor mío siente mi falo ,
como enciende el fuego de tu interior,
escucha mis gemidos de pasión,
en la noche que dominamos.  

Somos los amos de la noche de lujuria,
donde nosotros damos  y dictamos las leyes
en el terreno de sensualidad y caricias,
que nos damos el veredicto final.

Siente como mi cuerpo se mueve,
llevándote a fronteras inimaginables,
siempre buscando fronteras,
que serán dejadas en el recuerdo.

Mira las estrellas de el cielo,
destellantes testigos de nuestra dicha,
de orgasmos infinitos,
mientras beso tus labios.

Estamos fundidos en uno solo,
llenando nuestros suspiros
con el aliento del mar
donde resucitan las esperanzas.

Nos fundimos en un mar de sensaciones,
donde el tiempo se detiene en complicidad,
dejándonos lo demás en nuestro lecho,
donde encontramos nuestro mundo.


Lo creamos de mil maneras,
juego erótico, lleno de recurso de imaginación,
que galopa durante la noche bajo la luna,
que gozosa mira nuestro idilio.

Nuestro cuerpos entregados en la profundidad
unidos en las vehemencia de los deseos
donde quedamos exhaustos abrazados
teniendo tu cuerpo sobre mi.

Sintiendo como tu orgasmo llena
los espacios dejados por las cigarras
y las luciérnagas iluminando tu belleza
que deleitada queda en mis brazos.

José Flores.
Para ti Aida, con amor!.

lunes, 25 de abril de 2011

Amor en el ocaso.

 Ah soledad, mi fiel compañera
donde la oscuridad del día se alberga
entre mis colapsos de tiempos lerdos
acariciando el ocaso de mis días

Ve arrópame amada mía
en esta soledad que me asfixia!
en esta misma que mi llanto
grita tu nombre invocando tu presencia!.


Dando consuelo a mi compañera soledad,
dando el consuelo a su frio tormento
de encontrarme sin tus besos,
donde llegas en la noche de tormenta.

Ven Aida, desliza tus manos en mi cuerpo
llena de tus calma mi corazón
que solo late en tu presencia divina
allanando el lúgubre camino.

Ven amor, ilumina mi oscuridad
con la sonrisa de tu rostro gentil
con la magia de tu cuerpo de sirena
con tu mirada de ángel caído

despliega tus alas sobre mi cuerpo desnudo
cúbreme con tu amor sin preguntas
lléname de tus anhelos de cama silvestre
ven Aida, tómame de la mano y caminemos

miremos el amanecer de nuestros días,
llenemos nuestros sueños con las caricias
y los besos de pasión sin medida,
congelando el tiempo en la alborada.

Acá estoy parado en el horizonte,
donde nace el sol y las esperanzas,
donde la pandora no tiene poder
sobre nuestro amor de libertad.

José Flores.
Recorro tu cuerpo anidando en mis dedos,
las mas deliciosas caricias a tu piel de invierno
que se sumerge dentro de mis deseos
dentro de tus carnes, profundamente ardientes

soy yo amor, el que sustenta tus ansias
el mismo que llena los besos de la sirena
que anida en el estero de mis mares
acurrucándose  en mi regazo

ven sirena mía de mares cálidos
arroja tus mieles sobre mi pecho
qué abierto esta a tu desasosiego
alimenta mi alma amor con tu aliento

llena mis estertores de pasiones
entre las mareas de esta isla desierta
donde nos hemos quedado unidos
bajo el manto del universo

mira amor , allí esta Orión
escudando nuestra travesía,
donde nuestra barcaza hace escala
desahogando los besos en el sereno.

Te tomo de la mano, guiándote
dentro de este mar que nos abraza
guio tus instintos de amante cautiva
llenando mis alegrías matinales.

Hermosa sirena desvela mis sueños
arropa mis temores entre tus senos,
y extrae mi trementina de deseos
de ansias de llenar tus  desasosiegos.

Ven amada mía, ven a mis brazos
toma mis carnes que desviven por ti
toma mi espíritu libre
y hazlo tuyo, solamente tuyo.

José Flores.
4/24/11.
Con amor Aida.

domingo, 24 de abril de 2011

Destino

He cruzado en múltiples ocasiones,
El árido camino de la soledad,
Había resuelto mi vida en conocer,
Recorrí fronteras en busca,

Más nunca entendí en su momento,
Que exactamente estaba buscando,
Hasta que un día inesperadamente,
Cruzaste frente a mi camino,

Entonces la aridez de mi destino,
Se vio confrontada con tu humedad,
Con tu esencia terrenal,
Humedeciendo mí destino.

El polvo que alguna vez caminaba,
Se convirtió en mares de pasto,
Donde comenzaron a florecer,
Pensamientos de un mundo conjunto.

En ese momento mi soledad,
Se torno obsoleta, inútil,
Tu alegría crispo mi aburrimiento,
Llenando de luz mi oscuridad,

Mis ojos nuevamente iluminados,
Llenaron de más vida tu vida,
Haciendo por un lado el pasado,
Convirtiéndolo en sal,

      Formando con ella la arena,
De nuestra playa sueno
      Para descansar nuestra desnudez,
Y llenarnos día a día.

José Flores

Desesperación


He despertado en la mitad de la noche
Susurrando al viento tú nombre
Abrazo mi cuerpo tratando de confortar
El dolor que siente tu ausencia

Me incorporo del pétreo lecho
Enfrentando de cara la soledad
Que latiguea frenética mi mente
Aun atribulada de un adiós

Tu rostro sonriente se escapa
Por los risquillos que dejan
Los recuerdos en mi memoria
Para perderse en el limbo

Mis sueños en caótica caza
Buscan en la profunda oscuridad
Dejando mí ser en vela permanente
Esperando el momento de tu regreso

José Flores.
3/14/07.

Diosa humana

Escucho en la inmensidad del horizonte
El suspiro doliente de este atardecer
Que se desvanece en el infinito su luz
Dando paso al incesante chispeo de estrellas

Atónito miro cruzando el firmamento
La bella luz que de tus ojos emana
Opacando la brillantez de la luna
Que tímida se esconde al sentir tu belleza

Tu piel blanca como copo de nieve
Contrastando con el marrón de tus ojos
Hipnotizan el canto del ave mítica
Entonando su melancólico canto

Tu mirada se postra en  i ser
Y mis ojos mortales sucumben ante ellos
Ofreciendo tributo a tu belleza
Hermosa dama de mis sueños

Mi corazón se fragmenta para axial
Mimetizar tu cuerpo de afrodita
Abrigando delicadamente tú figura
Y proteja tu fragilidad de diosa

Mi voz combinando el canto del ave
Forman las estrofas que declaran tu deidad
Ante el mortal que apuesta su vida
Al hacer de su encuentro un sueno invernal

Hermosa dama que iluminas la oquedad
De mi profundo corazón
Dando vida con tus manos
A mis sueños y desquebrajados

Mis carnes sucumben ante ti
Frenéticas y ansiosas de llevarte
Al mundo de Eros en carroza alada
Entregando nuestros cuerpos en delirio

1/15/07.

¿Donde estas amada mía?...


 He despertado de este sueño,
abro mis ojos y no te encuentro
entre la bruma de este amanecer,
mis manos tiemblan desesperadas

hurgando cada rincón
de mi lecho de piedra,
donde algún día remoto
tu cuerpo albergo.

¿Donde estas amada mía?
Que mis ojos no te miran
donde mis recuerdos,
llegan desolados a tu recuerdo,

tus bellos ojos
que alguna vez iluminaron
el camino sinuoso
de este andariego,

ahora ya no están
mirándome tiernamente,
llenándome de su luz
y amor a mi alma.

¿Donde estas amada mía?
Que mis besos te exigen
en los rincones de esta casona,
que ahora solo tu aroma retiene

¿donde estas amada mía?
Que mis brazos te llaman,
en la oscuridad de mis sueños,
donde alguna vez te arropabas;

te busco en la bruma
de mis recuerdos,
entre la neblina
donde mi cuerpo tirita

¿Donde estas amada mía?
Que mi piel duele,
por no tener tus caricias
y estrella sus ansias.

estas ansias que embarga,
todo a aquello que mi presente
desesperanza de no tenerte,
me grita tu nombre.

¿Donde estas amada mía?...

José Flores.