Páginas vistas en total

lunes, 15 de octubre de 2012

Amanecer.



Tus ojos enhebrados 
en las comisuras de mi poesía,
deslizándose tu pensar 

en mi inconsciente revuelto,
en esas corrientes turbulentas 
de un poeta loco
resuelto a escribir al amor, 
la vida y a su musa.
Escribo mis versos 
en las madrugadas de espera,
en esos momentos 
donde nuestras almas se despiertan
encontrándose en ese mundo 
de hadas y duendes,
tomándonos de la mano 
y mirando el horizonte.
Esperando el nuevo amanecer, 
que nos llevará dulcemente
Por las sendas del mar
dejándonos desnudos
disfrutando de la brisa del mar 
y los besos donde nos juramos.

José Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario