Páginas vistas en total

miércoles, 1 de octubre de 2014

¡Mi Dueña!



Tú, hermosa musa dueña de mis versos,
de mi mundo de bohemia y desvelo,
Tú que eres mi luna azul en noches cálidas,
Tú mi faro de la noche en la tristeza.

Hermosa hija de afrodita, sirena mía,
dueña de mis desvelos en tu alcoba etérea,
donde derramo mis besos sobre tu cuerpo
y escribo sobre tu blanca piel.

Tú la dueña de mis caricias,
de esas ansias de posesión,
de esos momentos secretos,
en nuestro nicho de amor.

Dueña mía, dueña de mis poesías,
de la luz que me guía en la penumbra,
de la mano que me consuela,
Tú, mi dueña, ama de mis mundos.

Tú, quien contienes el tintero en tu intimidad,
la dueña de la pluma mágica, 
de las notas musicales en nuestras noches de entrega,
tu mi dueña, mi ama.

Soy solo tuyo,
no quepa duda amor mío,
estoy tatuado con tu nombre
en mi alma, en mi ser.


José Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario