Páginas vistas en total

viernes, 13 de diciembre de 2013

Sirena Nórdica.



Mi cuerpo extraña tus manos,
esos momentos que me estremezco
encontrando la suavidad de tus dedos
recorriendo mi torso desnudo.

Sentir como tus dedos atrapan
uno a uno de mis suspiros,
entrelazados en el vapor
de la mañana que se filtra.

Siento la tibieza de tu cuerpo,
bella sirena que llegas
arrebatando mis penas
y delegando tus misterios.

Miro tu cuerpo crispado de rocío
tus brazos me arropan del frio,
en esta trementina de tenerte
en el ocaso del otoño.

Déjame perderme en los abismos
de tus mares profundos,
deja que este mortal se mimetice
entre el musgo y las estrellas.
 
Deja que mi virilidad se adentre
en la profundidad de tus deseos,
deja que mis manos se apoderen
de estos sueños de ti, de tu lecho.

Deja a este náufrago develar
aquellas de tus ensoñaciones
profanando los misterios
que me embargan mis ansias,

en cada una de las mamparas
del tiempo que se detiene
para entregarme a tus manos
y perder mi cordura por completo.

José Flores.

12/13/13

No hay comentarios:

Publicar un comentario