Páginas vistas en total

jueves, 13 de febrero de 2014

Gemas.



Me aferro a tu sonrisa,
como pendiente en tu cuello,
desgranando cada uno de tus suspiros,
para hacer con ellos el abalorio,
que engarzarán mis dedos
en el atardecer de mi vida…

Cuentas de gemas preciosas
sacadas de tus lágrimas,
diamantes en bruto
que llevaré conmigo,
y tallaré en cada momento
que mi ausencia lo requiera,
recordando mis ilusiones
en el camino errante de este gitano.

Sensaciones que llegan
de las profundas aguas,
donde los cantos de mi sirena
estremecen las profundas raíces
de mis siglos que siguen
la estela de tu paso firme en el tiempo.

Desencadeno mis arrogancias,
como elevo el ancla de mi barcaza
dejando las velas hincharse,
con el viento del destino al azar,
llevo conmigo mis recuerdos
y tu retrato que mis manos pintaron,
dejando atrás solo el viento
que empuja mi destino.

Mis alas se abren,
buscando tu cuerpo entre las mareas
filtrando todo entre sus plumas
y limpiando tu rostro que resplandece
en el firmamento, siguiendo el rastro
del sol que se fuga entre el horizonte.

Sigo mi camino errante,
gitano de raza extinta
sobreviviente de tus recuerdos,
donde mis versos
te aman eternamente
y mi corazón se fragmenta
cubriéndote el frio.

En estas noches
de luna azul que desvanece,
entre las sábanas
que cubren mi lecho intacto,
depurando los segundos
en este reloj de arena,
que vierte mis ansiedades,
en tus manos de reina.

José Flores  

No hay comentarios:

Publicar un comentario