Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

Sirena.

 Despréndete de tus ropas a la orilla del mar,
Deja que las olas jueguen su amor en tu piel,
Permite que la brisa molde tus de tu cuerpo
De bella sirena que regresa a su reino.

Deja que mis manos te tomen por última vez,
De este gitano que llena sus lunas,
Con los versos que recita en tu oído,
Por las noches azules de recuerdos,

Permite a tu esclavo decantar sus pasiones,
En el torrente de besos que impregnan tu piel,
Antes que el mar te leve entre sus brazo,
Y ya no pueda tatuarte mis deseos.

Déjame mi bella sirena de mares profundos,
Que se fuguen contigo en tus entrañas,
Mis recuerdos y mis sueños de estas noches,
Que entregaba mis caricias a lo largo de tus piernas,

Ven que mis brazos te arropen en los amaneceres,
Y mi calor te lene en las noches frías de luna,
Mientras la miramos como nos baña con su manto,
Cubriendo nuestro amor de madrugadas infinitas.

Toma mi bella sirena, toma entre tus manos,
Este corazón latiente y deja mi cuerpo,
Solamente con tu luz para su sustento,
Hasta el día que regreses por el horizonte.

Y mis brazos te protejan nuevamente,
Levantándote en ellos y depositándote,
En tu lecho de reina de mis sueños,
Donde seré tu fiel siervo de desvelos.

José Flores.
11/24/11.

1 comentario: