Páginas vistas en total

miércoles, 4 de mayo de 2011

Madre.

Este poema es dedicado a toda las madres, especialmente a quien formo a este poeta…

Hermosa mujer, en tu vientre albergaste esperanza
un nuevo fruto de prosperidad  y dicha emergiendo,
a este mundo caótico y de abundancia desmedida,
ocho meses fueron la espera de la llegada.

Cuantas noches en vela , contándome de la vida,
cantándome bellas canciones de cuna,
idealizando mi imagen, mi rostro en tu mente,
donde pertenecí desde siempre.

Me abrazaste en mi infancia,
me llenaste de juegos de cuna
y de besos las mejillas
enredando mi cabello en tus dedos

Madre mía,
cuantas veces me diste tu remedio infalible
a las heridas de mis travesuras de infante
ese beso mágico que curaba todo…

Tu madre con tu amor eterno,
abrazando mi furia descontrolada
apaciguando mis desventuras
vitoreando mis triunfos.

Heme aquí Madre mía,
resultado de ir contra las estadística
luchador de nacimiento
y preocupación eterna tuya.

Estoy aquí madre mía,
extrañando tus beso en mis mejillas,
y las caricias de tus manos.
en mi cabello rizado,
crispado por mis arrebatos!.

Heme aquí mama, dando este pequeño tributo,
a la bondad de tu vida, que enjugaste
tus lagrimas, para no ver tu tristeza,
dándome solo felicidad en mi vida.

Gracias Madre mía, por llenarme de amor
en cada abrazo, en cada regaño,
 ven Madre mía, llénate de mis besos
y del amor que por ti yo siento.

José Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario