Páginas vistas en total

miércoles, 22 de agosto de 2012

Ausencia .




Disfruto mirar tu cuerpo
retozando infante en el lecho
que abriga nuestros secretos,
tu cuerpo desvanecido en mis besos
donde el silencio rapta tu risa.
pequeña traviesa que deambulas
jugando con mi instinto encendido,
haciendo de mi noche tu pasión,
te arrebato la sonrisa con mis labios
que empiezan su recorrido en el cuello,
ese largo recorrido entre tu cabello
desbordando mis palabras.
en perlada agonía que fallecen
en tus poros erectos.
Me pierdo en tu geografía,
en tu piel de nieve,
en esas cumbres sinuosas
que me aprisionan en tu pasión,
dejo mi intelecto colapsar en tus manos
deposito mis lágrimas recorrer tu pecho
como abalorio perdido en tu piel sedienta,
recorreré  tu cuerpo con el tiempo en mis manos,
podré recorrer tu largo cuello
engarzando mis sueños
en los que te encuentro al ser guiado
por tu voz en la penumbra de la noche,
me aferro a tu cintura, a esa aventura
que tomo entre mis brazos
pierdo mi razón en tus caricias
donde recorro el largo de tus piernas,
acaricio cada uno de tus dedos
que juguetones se enredan en mi cabello;
desprendo mis versos sobre tu cuerpo,
alabando cada uno de tus brazos
que me abrazan en mis silencios
donde me pierdo entre tus senos.
Beso palmo a palmo tu cadera
que baila su danza mística,
bebo de tu fuente de vida
que me alimenta en las madrugadas
donde mi cuerpo tirita tu ausencia
me lleno de ti, en cada caricia
que depositas en mi virilidad extasiada,
me desprendo de mi ausencia
entregando mi cuerpo a tu capricho.

José Flores.
8/22/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario