Páginas vistas en total

sábado, 4 de agosto de 2012

Diosa.


Permíteme deslizar mis manos
entre la sedosidad de tu talle,
en esa transparencia que enmudece
haciendo gala a tus verdades,
esa piel que transpira emociones
en el trayecto de mis dedos.

En el crepúsculo de tu sueños.
podré recorrer esas tus fronteras
de esos tus muslos que subyugan
dejaré que mis labios se desplomen
en cada pliegue buscando el misterio
que deja la tela al descubierto
exploraré tu lecho floral de invierno

Me perderé en esas trincheras tuyas
escalando sus cumbres airosas,
aferrándome a tus suspiros diosa
que llegan como gaviotas a su playa,
dejaré deslizar mis dedos en tu piel
entre a tela que acota tu belleza.

Dejaré que mis sueños colapsen
despertando en el páramo austral,
permíteme sentir tu humedad inmortal
esa de tu piel crispada de sudores
embelesados de sensualidad y ansias
veré en silencio como desprendes,
tus caricias de amapola en celo.

José Flores.
8/4/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario