Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

Viaje Eterno.




Sumisas palabras caen en el laberinto,
llenas de amor y fragancias a verano
de ese amor que golpea la puerta
del corazón febril en el Otoño vacío.

Segregan sus lamentos entre los muros
que aprisionan el corazón en brasas
dejando que las heridas cautericen
el tiempo dejando sus cicatrices vivas.

Amazona del tiempo que desprendes
tu manto de castañuelas, blanca seda
dejando a la deriva del pensamiento
tu figura diurna entre mis manos.

Dejando que mi febril mente mordaz
se aprisione en tus pechos dementes
saciando la sed de este poeta loco
que abraza tu talle de gitana errante.

Postrándome a ti mi diosa danzante
donde tu baile embruja la luna
que suavemente acaricia tu piel
dejando sus estrellas brillantes.

Diamantina que engarza tu figura,
dejando mis ojos poder retenerte
y llevar tu presencia a mi mundo
de cigarras enardecidas en celo.

Te lavaré el cabello con mis besos,
saciaré mi sed de ti con tu miel
que tomaré entre mis labios
en el beso eterno que robaré de ti.
Para llevarlo conmigo en el viaje
que emprenderé en el tiempo
llevando conmigo tu sonrisa
y tu rostro tatuado en mi pecho.

Me saciaré de ti en las noches
de invierno dándome tu calor
en las madrugadas desoladas
encontrándote en mis sueños.

Me perderé entre tus sueños amor
dejando que mi alma se fugue
entre la neblina y llegue a ti
en cada noche de luna creciente.

Abrazaré tu cuerpo dándole forma
con mis manos que te aman eternamente
dejando la humedad de mis sueños
encallados en cada caricia gitana.

José Flores.
8/6/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario