Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2012

Déjame.

Deja que mis manos crispen tu cuerpo,

Deja que mi instinto encienda tu llama,

Deja que mi imaginación vuele,

Y te libere de tus ropas, para amarte...



Soy el viento que recorre tu cuerpo,

Cuando yaces en la playa recostada,

Mirando al horizonte dejando que tu pensamiento,

Llegue a mis labios y te mande un beso.



Deja que mi brisa te envuelva,

Tiernamente en el idilio de un beso,

Que recorra tu cuerpo desnudo,

Acariciando con mis labios tu piel tersa.



Mis manos moldean tus carnes,

Las recorren sin prisa, dejando sus versos

Describiendo tu belleza,

Llevando a mis labios tus mieles secretas.



Amor, que en el silencio de tu sonrisa,

Dejas las puertas de tu alma abiertas,

Me invitas a llenar tus sentimientos,

Que permites a este gitano declamar su verso.



Verso que haba de amor,

Escrito con la sangre noble,

Con el vibrar de las cuerdas,

De esta guitarra que canta.



Dando serenata en el horizonte,

Donde dejo mis besos en el mar,

Para que te cubran en el vaivén,

De las olas que acarician sutilmente.



Deja que mi aliento te llene,

Deja que mi sentir se transforme,

Que llevo en la brisa mi amor

Y sentirás mis besos, en tu piel.



José Flores.

1/23/12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario