Páginas vistas en total

lunes, 30 de enero de 2012

Enloquecido.





Mi mente arrebatada,

Por los suspiros que desprendes,

En las noches de estrellas fugaces,

Despertando mi instinto salvaje.



Tus fragancias llegan a mi territorio,

Enloqueciéndome de amor,

Sigo tu rastro, tu huella imborrable,

En la arena de tus playas virginales.



Siento como tu tacto,

Recorre el largo de mi espalda,

Erizando mi piel guerrera,

Estremeciendo mi interior.



Corro frenéticamente

Y miro en el horizonte,

Tu bella luz que emana,

Como faro incandescente.



Guiando mí viaje enloquecido,

Por tus cantos, bella sirena,

Heme frente a ti reina mía.

Mira a este tu siervo.



Convertido en lobo estepario,

Que ha llegado a tus pies,

Para llevarte de la mano,

En este viaje maravilloso.



No temas, toma mi mano,

Siente como mi furia salvaje,

Se rinde ante tu presencia,

Tus cantos me atrapan.



Ve hermosa mía,

Mi bella flor del Caribe,

Enrédate en mis brazos,

Que te protegerán fielmente.



Ven amor siente este amor que repica,

Que late en este corazón,

Que palpita en mi pecho tu nombre.

Recitándote versos de amor.




Deposita tus bellos ojos de caoba,

En mis carnes que florecen con tu tacto,

Tatuando así tu sentimiento

Que desvela en las noches de hadas.



Arrópate en mis brazos

Y durmamos esta ensoñación,

De tenernos en un beso,

Sellando así nuestro amor.



José Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario